Make your own free website on Tripod.com

Sobre los grupos paramilitares que operan en Chiapas

Paramilitares y efectivos de Seguridad PúblicaLa actuación de los grupos paramilitares ha sido especialmente grave en las regiones Norte y Los Altos de Chiapas, donde operan las bandas llamadas "Paz y Justicia", "Los Chinchulines", "Máscara Roja" y "MIRA" que son responsables de las muertes de decenas de indígenas y del exilio de millares de familias que han tenido que dejar sus casas y sus pueblos para escapar de esta guerra sucia. Las autoridades judiciales y la fuerza pública protegen a estos grupos paramilitares, mientras que varios cientos de campesinos inocentes han pasado largos periodos en las cárceles o permanecen todavía en ellas, acusados de delitos falsos que, naturalmente, no pueden ser probados.

Paz y Justicia

Grupo Paramilitar priísta

Tienen presencia y se le atribuyen hechos violentos en:

Zona: Norte de la Selva Municipios: Tila, Sabanilla, Tumbalá, Salto de Agua, Palenque, Yajalón, Chilón

Adhesión política

Partido Revolucionario Institucional (PRI) Solidaridad Campesina Magisterial (Socama)

Apoyos y Alianzas

Gobierno del Estado de Chiapas. El 4 de julio de 1997, el entonces gobernador Julio César Ruiz Ferro firmó un convenio con Paz y Justicia, en el que se comprometió a otorgar a este grupo un total de 4 millones 600 mil pesos con objeto de "apoyar y fomentar la actividad agroproductiva". Este convenio fue signado por 64 representantes de Paz y Justicia y por: El Lic. Homero Tovilla Cristiani (entonces secretario de gobierno del estado), el Lic. Uriel Jarquín Gálvez (entonces subsecretario general de gobierno) y también firma, como "testigo de honor", el general Mario Renán Castillo, entonces comandante de la VII Región Militar. Cuerpos de Seguridad Pública y Ejército Nacional Mexicano. Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Han sido solapados, tolerados y en ocasiones auxiliados por las policías estatal y municipal. Se relacionan con otras fuerzas especiales como el "Cuerpo Maya", y probablemente con el grupo "Fuerza y Reacción", ambos, grupos policiacos con adiestramiento militar. Confederación Nacional Campesina (CNC). Cuerpos de Seguridad Pública de Tabasco en Macuspana y Tacotalpa. Mantienen alianzas con el grupo paramilitar Los Chinchulines.

Algunos dirigentes y apoyos personales

En el Centro Prodh hemos registrado 40 nombres de dirigentes e integrantes, y apoyos de Paz y Justicia, entre ellos:

Samuel Sánchez Sánchez, diputado del PRI por el VIII distrito (Yajalón), líder de Socama; fundador, vocero, "coronel y general" de Paz y Justicia. Marcos Albino Torres López, ex militar de Masojá Grande, en Tila; primer regidor de este municipio; señalado como quien proporciona entrenamiento al grupo Paz y Justicia. Wulfrano Martínez, de El Crucero (Tila), señalado como quien controla al grupo paramilitar. Juan Martínez Pérez, ex presidente del Concejo Municipal de Tila y dirigente de Paz y Justicia en la comunidad de Agua Fría. Benedicto Jaime Pérez, presidente municipal priísta de Sabanilla. Walter León Montoya, diputado federal del PRI por el I distrito y coordinador de los diputados priístas chiapanecos, quien en junio de 1996 promovió la independencia del estado de Chiapas. Alí Cancino Herrera, diputado federal del PRI por el III distrito, a quien se ha relacionado (junto con Walter Montoya) con Lyndon Larouche, político millonario estadounidense, quien financia y promueve grupos de ultraderecha en México. Dionisio Purón Sordo, ganadero y ex administrador de la Finca Morelia (Tila), último latifundio de la región. Jesús Celis Gullén, ex presidente municipal, señalado como quien otorga financiamientos y armas al grupo Paz y Justicia

Caracterización:

ParamilitarPaz y Justicia es el grupo paramilitar del que se tiene mayor documentación en México. Dirigido por la elite de comisariados ejidales de Tila y Tumbalá, con filiales en los municipios de Amatán, Huitiupán y Palenque, su zona de operaciones ha sido la zona Norte de la Selva y se le ha reconocido como la prueba "piloto" de la táctica paramilitar-contrainsurgente. En el tiempo en que se desarrolló el "diálogo de San Andrés" corrió en forma paralela, invisible, el adiestramiento militar y la conformación ideológica de los integrantes de Paz y Justicia que –según múltiples testimonios– fueron otorgados por el Ejército Mexicano.

Este grupo se ha organizado con un Estado Mayor e integra a oficiales en sus mandos. Durante meses ha cancelado la libertad de circulación en los caminos de los poblados que domina y mantenido acciones violentas contra quienes considera sus opositores.

Por medio de Paz y Justicia se ha alentado el encono en la base social campesina, de signo priísta, en la zona, convenciendo en forma perversa –con rumores entre la población y acusaciones gratuitas–, de que la Iglesia Católica –en especial, la diócesis de San Cristóbal– y las ONG de derechos humanos apoyan y llevan armas a los simpatizantes del EZLN en la zona. Se presenta a PRD, EZLN, ONG e Iglesia Católica como un sólo bloque amenazante, contrario al Gobierno. Justifican la posesión de armas como "autodefensa" y se presentan con el nombre "Desarrollo, Paz y Justicia, A.C." para legitimar el acceso a los recursos oficiales.

La violencia de Paz y Justicia

Paz y Justicia surge justo cuando el PRI ve amenazado su dominio político en la zona Norte de la Selva. Su fase de entrenamiento se ubica en fechas inmediatas al fracaso parcial de la ofensiva militar del 9 de febrero de 1995, al establecimiento de la Ley del Diálogo y de los primeros encuentros de negociación en San Andrés Larráinzar (marzo de 1995).

Algunas acciones violentas que ha emprendido este grupo contra grupos opositores son:

Siembra de retenes armados y control de caminos. Credencialización de comunidades para "autorizar" el libre tránsito. Privación ilegal de la libertad. Instalación de mesas de ajusticiamiento. Prohibición de ingreso de catequistas y sacerdotes a municipios enteros. Amenazas de muerte a individuos y a comunidades (como la reciente hecha el 3 de enero de 1998 en Nuevo Limar, Tila: "todos tienen que morir como los de Chenalhó, porque tenemos orden del gobierno"). Violaciones a menores. Golpizas a hombres y mujeres. Atentados. Emboscadas. Expulsiones. Allanamientos. Desapariciones forzadas de personas. Ataques con bombas molotov. Provocación de desplazamientos y abandono de comunidades. Impedimento del retorno de población desplazada. Asesinatos. Tomas de templos católicos.

Muchas de estas acciones se han realizado ante la vista o incluso con el apoyo y la participación directa de elementos de Seguridad Pública.

Estas acciones violentas han provocado, de febrero de 1995 a octubre de 1997, un saldo estimado de:

40 asesinatos de simpatizantes zapatistas 4 mil 112 desplazados en la zona Norte de la Selva 23 simpatizantes zapatistas presos 21 secuestros y 17 heridos (hasta mayo de 1997)

[ Sobre los grupos paramilitares que operan en Chiapas ]

Tomado de: Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez", Chiapas: La guerra en curso, México, Febrero de 1998.

Los Chinchulines Frente Cívico "Luis Donaldo Colosio"

Grupo Paramilitar priísta

En 1995 contaba con cerca de 250 integrantes organizados en comandos, que empleaban armas de uso exclusivo del Ejército y uniformes de Seguridad Pública. Adiestrados por militares, se encuentran en proceso de reorganización.

Tienen presencia y se le atribuyen hechos violentos en:

Zona: Norte de la Selva Municipios: Chilón, Yajalón, Ocosingo, Venustiano Carranza

6 muertos y un herido, 24 casas incendiadas, 42 casas saqueadas, parcialmente quemadas las puertas del templo, el convento y la casa de las Hermanas Mínimas de María Inmaculada y de los misioneros jesuitas, es el resultado del ataque que perpetraron los días 5 y 6 de mayo de 1996 en San Jerónimo Bachajón, municipio de Chilón. Mantuvieron, del 5 al 29 de mayo, con apoyo de Seguridad Pública, el control territorial del poblado, y provocaron el desplazamiento de casi 1500 personas entre indígenas y mestizos de Bachajón. Desde su aparición en 1988, Los Chinchulines han buscado obtener y extender el dominio político y económico en el municipio de Chilón. Monopolizaron las concesiones de transporte público, la Sociedad Cooperativa de productores de café en Temó; han ocupado puestos públicos (sin mediar elección popular) en Agencias Municipales, Seguridad Pública y diversas organizaciones agrarias, cobrando multas, realizando detenciones ilegales, agrediendo a "adversarios políticos", manejando a discreción las contribuciones ejidales. La alcaldía de Chilón, ganada en las elecciones del 15 de octubre de 1995 por el PRD, fue tomada por Los Chinchulines por la fuerza, con lujo de violencia, el 18 de abril de 1996. Cuando abandonaron por fin estas oficinas saquearon su contenido. El 26 de noviembre de 1996 la Organización de Cafeticultores de Ocosingo informó que miembros de Los Chinchulines desalojaron con violencia a 3 comunidades de Ocosingo, Pinabetal, Waquitepec y Patiwitz. En 1997 persisten actos de amedrentamiento de este grupo en Bachajón.

Adhesión política

Partido Revolucionario Institucional (PRI)

Apoyos

Ganaderos de diversos municipios de la zona Norte de la Selva. Gobierno estatal: El ex gobernador Julio César Ruiz Ferro los apoyó decididamente. Seguridad Pública y Policía Judicial Estatal. Agentes del Ministerio Público y autoridades judiciales Rafael Ceballos Cancino, diputado federal del PRI por el sexto distrito federal. Samuel Sánchez Sánchez, diputado priísta por el séptimo distrito federal. Otros grupos paramilitares: Paz y Justicia, Alianza San Bartolomé de los Llanos. Impunidad: Algunas averiguaciones previas antes de la crisis del 5 de mayo no fueron consignadas por las autoridades correspondientes: 251/CAJ4-A/96 (por homicidio en grado de tentativa, despojo, lesiones, robo, daños y allanamiento de morada); 978/CAJ4-A/96 y 1158/CAJ4-A/96 (interpuestas en el municipio de Yajalón); 035/18/95, 465/18/95, 624/18/95, 625/18/95, 039/18/95 (presentadas en Ocosingo); 1662/2c/991, 195/91, 199/4/91, 4442-C/90, 1118/CAJ-4BI/96.

Caracterización:

Variedad de nombres: Frente Unido de Ejidatarios, Frente Revolucionario Juvenil, Organización Juvenil Independiente, El Grupo Juvenil, Frente Cívico "Luis Donaldo Colosio".

Los Chinchulines es un grupo armado de corte paramilitar beneficiado por el apoyo del gobierno estatal (el ex gobernador Julio César Ruiz Ferro salió en defensa de este grupo en diversas ocasiones), la negligencia de la Procuraduría de Justicia, la connivencia del Poder Judicial, y de elementos y mandos de Seguridad Pública. Este grupo ha sido considerado por los ganaderos priístas del norte de Chiapas como su "frente sur" que bloquearía la comunicación entre los zapatistas de Las Cañadas y los del Norte de la Selva. Luego de los hechos violentos en mayo de 1996, la presión social nacional e internacional llevó a la detención de 26 de sus miembros y el grupo se dispersó y desarticuló. Sin embargo, existen nuevos intentos de reorganización.

Información recabada por el Centro Prodh indica que actualmente se está tratando de liberar a los miembros de este grupo presos en la Cárcel de Cerro Hueco, además de que varios de los que se encuentran libres están recibiendo entrenamiento por parte de militares en Joibé, un paraje cercano a Bachajón. Han llegado al municipio Venustiano Carranza a reclutar gente y fortalecer al grupo Alianza San Bartolomé de los Llanos, apoyando entrenamientos en esa zona.

[ Sobre los grupos paramilitares que operan en Chiapas ]

Tomado de: Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez", Chiapas: La guerra en curso, México, Febrero de 1998.

Máscara Roja

Grupo Paramilitar priísta

Grupo organizado en comandos, que emplea armas de uso exclusivo del Ejército. Adiestrado por militares o ex militares.

Tienen presencia y se le atribuyen hechos violentos en:

Zona: Los Altos Municipios: Chenalhó, Larráinzar, Chamula, Pantelhó

Se tienen las primeras noticias de Máscara Roja en noviembre de 1996, en el municipio de Larráinzar, al aparecer las primeras pintas rumbo a Oventic, en el segundo Aguascalientes zapatista, en contra del gobierno municipal donde se desarrollaba el diálogo de paz entre el Gobierno federal y el EZLN. Es el grupo que perpetró la masacre de Acteal, el 22 de diciembre de 1997. El 19 de septiembre de 1997 tortura a 13 indígenas zapatistas, quema 60 viviendas en Miguel Utrilla y Puebla, municipio de Chenalhó. Acribillan, el 21 de septiembre de 1997, a los indígenas tzotziles Mariano Vázquez Jiménez, de Polhó, y Joaquín Vázquez Pérez, de Los Chorros, en Chenalhó. Atacan Aurora Chica, Tulantic y Tachquil, en Chenalhó, el 18 de noviembre de 1997. Matan a 6 personas, hieren a otras 2 y queman más de una docena de casas. El 20 de noviembre de 1997 queman por lo menos 50 casas de "no priístas" en Tzajalukun, la Esperanza, Acteal, Chimix y Pechiquil, municipio de Chenalhó. El 21 de noviembre de 1997 ejecutan a 2 tzotziles en Chimix, Chenalhó.

Adhesión política

Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Cardenista (PC).

Apoyos

Cuerpos de Seguridad Pública estatal Jacinto Arias Cruz, ex presidente municipal priísta en Chenalhó, está acusado de ser el puente que canaliza los recursos para la compra de armas y el adiestramiento de tipo militar que recibe este grupo. Dirigentes indígenas del ayuntamiento autónomo de Polhó en diversas ocasiones han implicado al ex Gobernador Julio César Ruiz Ferro en la compra de armas para Máscara Roja.

Caracterización:

Las acciones que realiza Máscara Roja se orientan a generar terror en la disidencia política de Chenalhó, y a destruir la base social zapatista y sus medios de supervivencia. Obliga a los mismos militantes priístas a usar armas y colaborar en sus acciones violentas; obliga a trabajos forzados a las familias que secuestra. Es notable el adiestramiento militar que ha recibido. Ha provocado, sobre todo en el segundo semestre de 1997, desplazamientos masivos de población que huye de esta violencia. Su consigna de guerra es: "Vamos a terminar con la semilla zapatista". Es considerado uno de los grupos paramilitares más sanguinarios por su característica de aplicar el tiro de gracia o cercenar parte del cuerpo de sus víctimas.

[ Sobre los grupos paramilitares que operan en Chiapas ]

Tomado de: Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez", Chiapas: La guerra en curso, México, Febrero de 1998.

Movimiento Indígena Revolucionario Antizapatista (MIRA)

Grupo Paramilitar priísta

De reciente creación, cuenta con armas de alto poder y adiestramiento.

Tienen presencia y se le atribuyen hechos violentos en:

Zona: En la confluencia de varias regiones: Los Altos, Selva Lacandona, Las Cañadas y norte de La Selva Municipios: Las Margaritas, Oxchuc, Huixtan, Altamirano, Ocosingo, Sitalá, San Juan Cancuc

Desde 1994 un grupo de campesinos de adhesión priísta comenzaron a amenazar en la región a quienes no simpatizaban con el partido oficial y provocaron hechos de violencia que hicieron salir de sus comunidades a varias familias. El 22 de mayo de 1997 secuestran al maestro Emilio López Gómez, en Las Margaritas y ya no se tuvo más noticia de él, por lo que se presume su asesinato. El 13 de diciembre de 1997 secuestran a otro profesor, Rodolfo Gómez López, de la comunidad Francisco I. Madero, municipio de Las Margaritas. En la acción hirieron a Jorge Gómez, quién pretendió auxiliar al maestro. El 10 de septiembre de 1997, el diputado federal por el PRD Nicolás López Gómez y el comandante de la Policía Municipal de Ocosingo sufrieron un atentado en Ocosingo. Luego de la matanza de Acteal, aparecieron el 5 de enero de 1998, escritos anónimos en Oxchuc en los que se advertía de acciones violentas en contra de indígenas simpatizantes zapatistas y de la sociedad civil en los municipios de Oxchuc, Sitalá y Ocosingo. Amenazaban con "poner en acción por primera vez sus armas".

Adhesión política

Partido Revolucionario Institucional (PRI)

Dirigentes señalados y apoyos

Diputado federal priísta Norberto Santís López. Presidente municipal de Oxchuc, Sebastián López Balté. Profesor Enrique Alfaro López, coordinador regional de la sección 7 del SNTE. Se presume apoyo del Gobierno estatal.

Caracterización:

MIRA es un grupo de conformación relativamente reciente, desde octubre de 1997 es reconocido como un grupo adiestrado y con armas de alto poder. No ha sido posible ubicar con precisión su origen y sus apoyos, sin embargo, las acciones que se le atribuyen han exacerbado los conflictos agrarios y políticos, de por sí agudos, en la zona de conflicto zapatista (Las Cañadas y La Selva, principalmente).

Se presume que su centro de operaciones se encuentra en Oxchuc, una zona estratégica, pues se ubica en el centro de las regiones de Los Altos, Selva Lacandona, Las Cañadas y norte de La Selva. Es el camino que conduce a La Selva por la vía Ocosingo. Hasta enero de 1998 no han hecho uso de sus armas.

[ Sobre los grupos paramilitares que operan en Chiapas ]

Tomado de: Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez", Chiapas: La guerra en curso, México, Febrero de 1998.

Algunos articulos sobre el tema:


DEDICADO A LA MEMORIA DE TODOS LOS MEXICAS QUE CAYERÓN VÍCTIMAS DEL HOMICIDIO INDISCRIMINADO ARIO. Y GRACIAS POR DEFENDER A NUESTRO PUEBLO Y HACERNOS SENTIR ORGULLOSOS DE SU LUCHA, SU CULTURA Y SOBRE TODO DE SU RAZA DE BRONCE.


FUERZA NACIONALISTA AZTECA (FUNAAZ)